2 de marzo de 2009

Papeletas difíciles

Por JAVIER DOMÍNGUEZ
Periodista

Poniéndonos tópicos y retóricos, "Euskadi ha hablado". Sí, ha hablado, pero... ¿qué ha dicho? Esto es: y ahora, ¿qué? Ésa es la pregunta que se hacen los medios de comunicación, los analistas, los responsables de los partidos, el camarero del bar de la esquina, las clientas de la peluquería y también (es triste pero es lo que tienen hoy los partidos) todos los que dependen de que se forme uno u otro gobierno para perder o ganar un trabajo de designación directa.

Los números no expresan razones: solamente permiten sumas y restas. Los números no nos dicen cuántos de los electores que han creído en el cambio propugnado por Patxi López entendían que ese cambio pasaba por sacar al PNV de Ajuria Enea, y cuántos creían que el cambio se cumpliría con el mero hecho de que el PSE lograra mediatizar la política jeltzale (entrando o no en el Gobierno de Vitoria). Los números no nos explican si un pacto PSE + PP + UPyD traicionaría o no a un buen número de votantes socialistas. Es hora de leer la letra pequeña de las encuestas y estudiar qué nos decían sobre este momento.

Varios hechos constatables. El PSE es el partido que más suma (40.000 votos más), mientras el tripartito pierde, en conjunto, 63.000 electores. Pero el PNV sigue siendo la fuerza más votada en el conjunto de los tres territorios (el PSE sólo le adelanta en Álava). El porcentaje de votos es favorable a la suma de PNV, EA, EB y Aralar. Pero los escaños, y eso a la espera de ver qué ocurre con el último de Álava, permiten que Patxi López sea investido si cuenta con los votos de PP y UPyD. López, candidato de la fuerza que más crece y señalando que los resultados hacen pasar la política de bloques y de broncas, asegura que se siente legitimado para formar gobierno. Ibarretxe, candidato de la fuerza más votada, hablaba en Sabin Etxea como si siguiera siendo lehendakari y las elecciones no hubieran sucedido, proponiéndose arrimar el hombro para salir de la crisis. En resumen: los dos irán al Parlamento a buscar apoyos.

Infinitas posibilidades de investidura

Si el escaño pendiente del voto por correo cae, finalmente, del lado de EA, UPyD sería imprescindible en la investidura de López. La ex consejera socialista Rosa Díez, el símbolo de la formación magenta, ya ha anunciado que el apoyo tendría que negociarse. Así pues, de los hechos constatables pasemos a las preguntas. ¿Cómo verían los votantes socialistas que las peticiones de Díez condicionaran la legislatura? ¿Pueden considerar socia "leal" a quien abandonó la formación desengañada del PSOE? ¿Qué desgaste supondría para UPyD, especialmente en el resto del Estado, que sus exigencias echaran al traste con la aspiración de relevo en la Lehendakaritza?

El Partido Popular de Basagoiti pierde dos escaños, pasando de 15 a 13. Pero esos 13 suman, con los hipotéticos 25 del PSE, los 38 necesarios para la mayoría. En 2004, los populares apoyaron a López en la investidura sin pedir nada a cambio. Quizá no pidieron nada porque sabían, de antemano, que nada podrían darles unos socialistas que no alcanzarían el Gobierno. Pero ahora sí es posible. Y las elecciones gallegas pueden hacer que el apoyo del PP cotice al alza y se tenga que pagar más caro.

Y luego, para terminar con el tema de las posibles coaliciones, está la opción en principio más enrevesada: un pacto PNV-PSE. Con Ibarretxe o sin Ibarretxe como candidato a lehendakari, que ésa es otra. Tras una campaña muy personalista, la cabeza del de Llodio puede ser el precio que pida el PSE. El PNV, por su parte, ya ha dicho que lo que los socialistas decidan en Euskadi hará que el PNV haga sus movimientos en Madrid, en uno u otro sentido. En resumen: estamos casi como al principio. Y seguro que salir del laberinto del Minotauro era más fácil que optar por una u otra vía para intentar lograr una gobernabilidad que, a priori, parece complicada.

Ganadores y perdedores confirmados

Dejando a un lado el asunto del Gobierno, hay un partido claramente ganador y dos que pierden, y mucho. Gana Aralar, con Aintzane Ezenarro a la cabeza y explicando ya a tres compañeros qué van a encontrarse en la Cámara Vasca. Pasando de 1 a 4 escaños, Aralar recibe probablemente votos de Eusko Alkartasuna y votos de la ilegalizada izquierda abertzale: el voto nulo ha supuesto un 8'8% de los sufragios, frente al 12% que logró EHAK en 2005. Y, pese a esa bajada, las "papeletas de oro" se habrían convertido en 7 parlamentarios de D3M si la Justicia no las hubiera ilegalizado. Dato a tener en cuenta para hacer un análisis completo de la realidad vasca.

Pero tampoco sirve escudarse en las ilegalizaciones para justificar un descenso como el que ha sufrido Ezker Batua. Y Javier Madrazo, sin asumir responsabilidades propias, sí lo ha hecho. La bajada de su formación la ha achacado a la dinámica de la izquierda española y europea y a la exclusión de D3M y Askatasuna. EB tiene un parlamentario, pero no es Madrazo. No deja de ser curioso, y tal vez sea también premonitorio de lo que puede pasar por mucho que Madrazo se aferre a esas explicaciones y no presente su dimisión.

Quien sí ha puesto ya su cargo a disposición del partido es Unai Ziarreta (Eusko Alkartasuna). Ha sido el último momento de coherencia de la campaña. Eso ha destacado durante estas semanas de EA: la coherencia, quizá suicida coherencia. Mientras avanzaba el escrutinio. La dirección decía a los periodistas, en petit comité, que deberían de apechugar con la derrota los que votaron por ir sólos, sin el PNV. Pero Ziarreta no se escudó en ello: anunció en caliente que se iba, que habría un Congreso extraordinario y que los que vayan detrás lo harán mejor.

Ziarreta tuvo la papeleta más difícil de la noche electoral, y es la primera cabeza de turco que se cobra la campaña. ¿Será la única?

11 comentarios:

  1. Buen análisis. Creo que nos esperan largas semanas para ver quien gobierna y con qué aliados.

    ResponderEliminar
  2. Muy bien resumido, sin duda.

    No obstante, lo de los 63.000 de caída del tripartito es capcioso, porque la "leche" se la han dado EA y EB mientras que el PNV ha salido reforzado.

    Por comentar, ya sabes, ¡ja, ja!

    Encantado de haberte conocido el sábado en persona. Un abrazo y enhorabuena por vuestro trabajo.

    ResponderEliminar
  3. Me parece un gran resumen de la situación. Y completamente de acuerdo en la elegancia que exhibió Ziarreta frente al "yo no he sido" de Madrazo.
    Otro detalle que me llamó la atención fue la poca elegancia tanto de Ibarretxe como de López. El primero, en cuanto agarró el micro, le lanzó una puya al segundo (algo así como que "el marketing no da credibilidad"). El segundo creo que ni se dignó a felicitar al primero, candidato más votado. Esto, entre otras cosas, creo que habla de un abismo y antipatía en lo personal que puede complicar las cosas. Aunque, en política quién sabe. Fíjate lo amigos que parecen ahora Ibarretxe y Urkullu...

    ResponderEliminar
  4. Gracias por vuestros comentarios a los 3. Ricardo, va a ser tan interesante que pensamos seguir con el blog hasta la investidura, porque habrá tela que cortar.

    Iker: lo mismo, fue un placer. Lo de los 63.000 es capcioso, efectivamente. Es un número que, como tal, se puede interpretar por uno u otro lado. En conjunto, el respaldo al Gobierno anterior baja. Pero, como dices, bajan los partidos pequeños del tripartito y sube el PNV. Posibles motivos: ¿voto útil de anteriores votantes de EA y EB al PNV, y fuga de votos por la izquierda a Aralar? ¿Voto de castigo a EB por su connivencia con el PNV y fuga de votos de EA hacia la derecha (PNV)? En estas coaliciones, quien más leche se pega es siempre el pequeño (fíjate el caso de ERC).

    Miguel: totalmente de acuerdo en que los primeros mensajes de López e Ibarretxe fueron poco humildes. ¿Triunfalismo? ¿Necesidad de mantener juntos a los suyos e ilusionados ante la difícil papeleta que tienen los dos? Hubiésemos deseado, de ambos, algo distinto. El comentario de Ibarretxe sobre el márketing merecerá un post aparte que pienso titular: "Qué puede lograr (y qué no) el marketing político". Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. En Ea se tienen que plantear el disolverse ya que su fuerza electoral en los grandes núcleos de población es ridícula,como ejemplo en Bilbao ,Basauri,Getxo y en las poblaciones de la margen izquierda,el partido de Rosa Diez los ha superado.Muchos de sus afiliados han apostado por el PNV y otros por Aralar.El partido tiene que hacer una profunda reflexión ya que la sociedad les ha supendido.

    ResponderEliminar
  6. Por aclarar una cosa de mi comentario anterior, me corrige un asistente al acto socialista que Patxi López sí felicitó a Ibarretxe, pero que justo esa parte no se retransmitió por ETB.

    ResponderEliminar
  7. ¿Y si el PP acabara apoyando al PNV como parte de la estrategia electoral de Rajoy para asaltar la Moncloa?.

    ResponderEliminar
  8. Yo lo que veo es que aquí se va a armar la de Dios es Kristo. Por queé? Porque el 25% de 1850000 va a gobernar sobre el 75% restante. Y, sí, la democracia es así, eso ya lo sé. Pero los problemas les afectan a los que votan y a los abstencionistas.

    ResponderEliminar
  9. En todos estos partidos llenos de kamikazes con experiencia (malos kamikazes son por ello), en caliente se pueden hacer muchos pactos para tocar pelo, pero cielos!, la leche puede ser morrocotuda. En Galicia los socialistas han estado 4 años después de echar a los del PP de su feudo, y vuelven los supuestos caciques con mayoría absoluta. ¿Será que en las huestes socialistas no hay gente bien preparada ni gestores al uso?

    Otra kamikaze, Itziar Aizpuru diciendo que los votos de Aralar son prestados... dios mío! menudo cortocircuito neuronal. En 10 años la izquierda abertzale ha pasado de tener 240.000 votos a 97.000 y tantos no se han ido de Euskadi... que me lo expliquen.

    Y luego todo el resto de partidos, después de una cansina precampaña, de una campaña de verdad cargante a más no poder, vendiendo humo y motos diversas, y ver ayer el histerismo de todos los conversos, de los sectarios adorando al líder, babeando con sus arengas, jo..., qué revuelto tengo el estómago.

    La cosa no se ha acabado, que es lo peor. Nos esperan semanas de negociaciones, de quita tú para ponerme yo, de yo te doy, tú me dejas... buf... Igual después de semana santa hay un o una lehendakari... Agian, apika, beharbada...

    ResponderEliminar
  10. Tanto Público como El País traen en portada que se prepara un gobierno en minoría SÓLO del PSOE, aunque supongo que contarán con el apoyo del PP y UPyD para la investidura. No está mal para el día después. 9 o 10 consejerías todas con socialistas. Creo que en Educación nos tocará Celaá conocida desde antiguo por su amor incondicional al euskera.

    ResponderEliminar
  11. Rafa Nadal de la Ensenada5 de marzo de 2009, 1:49

    Me juego la calva de Madrazo a que a Basagoiti lo nombran consejero de la noche ñoñostiarra, a Rodolfo Ares consejero de intrior.
    A que no hay huevos?

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante para quienes hacemos este blog. Agradecemos cualquier aportación desde el respeto. Aquí se fomenta la discrepancia y el debate, pero con educación. Gracias.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.